Las orejas y la nariz delatan el paso del tiempo al hacerse cada vez más grandes

  • abril 1, 2021

A menudo hemos comentado en el blog sobre los efectos que tiene el tiempo en la piel. En la cara, los brazos, las piernas o el pecho, para dar algunos ejemplos, hay signos más que obvios de que el calendario avanza a un ritmo asombroso para ciertas cosas. De lo que no hemos hablado hasta ahora es otra señal envejecimiento que tiende a manifestarse en hombres más que en mujeres. Se trata de crecimiento nariz y con orejas. Sí, sí, no te rías. Las orejas y la nariz crecen a lo largo de la vida. Además, gracias a una fórmula casi matemática podemos calcular cuáles serán nuestros oídos en unos años. Dado que crecen una media de 0,22 milímetros por año, solo es necesario multiplicar esta cifra por años. Así, con buena voluntad y algunos conocimientos de aritmética, podrás averiguar el tamaño de las orejas, que cada una de ellas obtendrá a lo largo de los años. Como asegura el doctor Angel Juárez,, Jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Estética del Hospital Sala de la Zarzuela, «es cierto que las orejas y la nariz crecen con la edad. Y este crecimiento afecta a los hombres incluso más que a las mujeres, especialmente en lo que se refiere a la nariz. En los oídos, quizás el hábito de llevar pendientes lo haga en mujeres en las que el lóbulo «cuelga» más.Según el Dr. Juárez, en ambos casos el motivo de esta El crecimiento se asocia con un exceso de tejido blando (piel y tejido celular subcutáneo) y con un deterioro de los niveles de fibra de colágeno que se produce a lo largo de los años. Para entenderse, este deterioro del colágeno provoca letargo cutáneo también en estas zonas, cuando la piel, flácida, recubre los cartílagos pero sin una perfecta adherencia a ellos. Por lo tanto, es más obvio que está “colgando” que en otras áreas. Además, en el caso de las orejas de lóbulo, debido a que tienen una estructura blanda y carnosa y no tienen soporte, son más propensas a hundirse. En las mujeres, por tener más o más pelo, el problema de las orejas grandes o caídas es mejor disimular que en los hombres, aunque tienen preferencia por las barbas y bigotes para tapar posibles arrugas, códigos de barras, etc. cuando se trata de la nariz. , no, no hay barbas, flequillos y complementos que merezcan la pena. La nariz, como en Pinocho, traiciona a su dueño y tiene una gran claridad que han superado los 50. En los casos en los que el tamaño excesivo de estos apéndices es un problema, está claro que la clave para solucionarlo es en Intervención quirúrgica. Seguro que alguien puede decir si, a mi edad voy a ir al quirófano a tocarme los oídos. Bueno, muy bien, pero en estos casos no es rinoplastia y otoplastia ordinario. Lo que sugiere el Dr. Juárez es una mini cirugía, como él mismo advierte que “al reducir la nariz en la vejez hay que tener cuidado, porque la epidermis pierde su capacidad elásticaPor eso explica que en el caso de la nariz se puede mejorar levantando la punta, retocándola, que cuesta unos 1.200 euros, e incluso mejorar la calidad y textura de la piel de la nariz. dermoabrasión y el ahorro nasal, una especie de «afeitado» con bisturí, que aclara la capa epitelial, produciendo una renovación cutánea posterior (950 euros). En el caso de las orejas, donde los lóbulos grandes son más evidentes, lo más habitual es reducirlos con anestesia local. Es una intervención ambulatoria en la que se cortan y se suturan a lo largo del borde. Las suturas se retiran en aproximadamente dos días y la revisión generalmente se realiza en dos meses. El coste de esta intervención es de unos 800 euros. Si el problema es que tienes las orejas demasiado grandes, para solucionarlas existen métodos quirúrgicos tradicionales que te permiten extirpar o cortar la piel y el cartílago (unos 2700 euros).

.

No Comments Found